El senador Miguel Ángel Pichetto visitó La Plata en el marco de la presentación de la asociación civil PUENTE. Polémico, habló sobre la actualidad política, volvió a decir que la “pobreza no existe” porque “la inventaron” y terminó hablando de la situación de América Latina.

Julio Garro y Pichetto estuvieron presentes en la presentación de PUENTE, una asociación conformada por jóvenes Profesionales que trabajan por una Economía Nacional con Tecnología y Empleo.

El encuentro tuvo lugar en Weiaut, en diagonal 74 entre 49 y 50, donde profesionales mantuvieron una reunión con el intendente de La Plata y Miguel Ángel Pichetto. Tras la reunión, dieron una conferencia de prensa donde se destacaron las declaraciones polémicas del dirigente del PRO.

“Si la argentina no recupera la cultura del trabajo y del estudio, no vamos a salir adelante”, comenzó diciendo el senador.

Como en otras oportunidades, Pichetto cargó contra los más pobres y culpó al Kircherismo y hasta al Papa de crear “la cultura del pobrismo”. El senador sostuvo que “hay construcciones católicas que sostienen que hacer plata y ser emprendedor es negativo, mientras que los pobres terminan siendo los buenos. Que no nos tape esa mediocridad de la cultura del pobrismo, porque el cielo es de todos y no sólo el reino de los pobres”.

Y agregó que esto tiene una relación con la “presencia gravitacional del Papa, y una visión pastoral que arma un discurso desde la dialéctica que ser pobre es bueno y ser empresario es algo negativo”.

En una carente autocrítica, Pichetto dejó de lado el 35% de pobreza que deja Juntos por el Cambio y dijo que “a la pobreza la inventó la episcopal y muchachos que querían sacar a Macri”.

El dirigente insistió en que “la argentina le pertenece a los trabajadores, que salen a laburar todos los días y a los que estudian, no a los planeros. Y los que dicen que quieren hacer crecer el país, distribuyeron más dinero para planes sociales y menos para empleo”.

También tuvo tiempo para pegarle a los sindicatos: “trabajan para unos pocos y no generan empleos”.

Y agregó: “en la ultima década no genero empleo privado, salvo en sectores potentes como en energía y minería”.

En ese sentido y contradictoriamente, el senador del PRO expresó que está a favor de la minería pero hay que cuidar el medio ambiente: “tenemos que seguir haciendo minería, para generar empleo en blanco cuidando el medio ambiente y para eso tiene que estar el Estado presente”.

También arremetió contra los analistas políticos, y los tildó de “bastante limitados”, ya que “son comentaristas con hechos ya ocurridos, a posteriori. Ninguno tiene previsión sobre los hechos, ni los construye”.

También habló sobre la situación en Bolivia

El senador sostuvo que lo que sucedió en el Estado Plurinacional de Bolivia “no fue un Golpe, sino una interrupción del orden institucional” y hasta lo comparó con lo que sucedió en el 2001 en Argentina con De La Rúa: “lo constitución de Bolivia se había modificado por Evo Morales, en un planteo ante la Corte Suprema logra un amparo. Ante eso, los bolivianos votan y le dicen que no. Lo que pasó allí fue un levantamiento popular ante el fraude electoral”.