Manu Chao se presentó en la capital bonaerense por primera vez como solista. Fue en el Microestadio de Atenas y estuvo acompañado por Lucky Luciano de Lanús en guitarrita y Mauro Metralla de Montevideo en bongos. Luego subieron al escenario los chicos de de Lapakita.

El Chapulín tocó más de dos horas y no faltó la referencia a la situación en Chile y Bolivia y denunció las violaciones a los derechos humanos. Con una remera de la Wiphala y desde el escenario reclamó la renuncia de Piñera y pidió “paz para nuestros hermanos latinoamericanos”.

Sobre el escenario Manu Chao desplegó una bandera con la inscripción “En Chile se mata y se tortura, igual que en una dictadura”, fue para denunciar la situación que atraviesa el país vecino. Se trata de una nueva reivindicación política del músico siempre comprometido con la realidad social y política latinoamericana.

El ex Mano Negra llegó a La Plata con un súper show que duró más de dos horas y en el que lo acompañaron varios artistas. Actuó también Lapakita, un quinteto de “reggae rumbero”.

Luego de varios años sin presentarse en Argentina, Manu Chao subió al escenario con dos propuestas distintas. Su versión acústica de El Chapulín Solo, acompañado por Lucky Luciano de Lanús en guitarrita y Mauro Metralla de Montevideo en bongos con la novedad de Lapakita.

Además de participar del Festival Mastai 2019 junto a Divididos y Ciro y los Persas, que se realizó en Mercedes el fin de semana pasado, Manu llegó anoche a La Plata para hacer estallar el repleto estadio de la Avenida 13.