Se trata de 560 trabajadores despedidas del área de salud y cooperativistas que cumplen funciones para la Comuna. Se viven momentos de tensión tras el corte de luz de la Torre y llegada de fuerzas de seguridad.

Más de 30 policías y efectivos de seguridad privada se presentaron hace instantes en el primer piso de la Torre 1 de la ciudad de La Plata (12 esquina 51) donde se desarrollaba una permanencia pacífica por parte de municipales de ATE, quienes piden al intendente Garro que se revierta con el “injusto despido de dos trabajadoras, una de ellas delegada de nuestra organización gremial”, según señaló Juan Murgia, Secretario Gremial de dicha organización.

Los despidos presentan “serias irregularidades administrativas” ya que según comunicaron las autoridades municipales al gremio, el vínculo laboral finalizó en septiembre, cuando hasta el día de ayer las trabajadoras continuaron firmando planillas de asistencia y prestando servicio en la secretaria de salud como empleadas de maestranza. Hace instantes, el municipio y el gremio acordaron una reunión para el día de mañana, por lo cuál la asamblea resolvió levantar la permanencia y continuar en estado de asamblea permanente.

Mientras se encontraban en asamblea, el primer piso se oscureció y comenzaron a subir efectivos de la policía bonaerense junto a personal de seguridad privada “en actitud intimidatoria”, denunciaron.