Frente a la triste noticia del golpe de estado contra presidente Evo Morales, el pueblo argentino y sus organizaciones, movilizaron para defender la democracia y la paz en nuestro continente.

Desde las 20 horas, la multisectorial La Plata, Berisso y Ensenada, convocó a marchar en contra del golpe de estado ocurrido este domingo en el país boliviano donde Evo Morales fue obligado a renunciar a la presidencia.

Convocatoria en 7 y 50

Este lunes, la movilización comenzará en el Obelisco, a partir de las 13 horas, hacia la embajada de Bolivia en Once.

Morales renuncia a presidencia de Bolivia en medio de crisis política y dice que pidieron su detención

El presidente boliviano, Evo Morales, renunció el domingo a su cargo tras ser acusado de fraude en los comicios de octubre en los que fue reelecto y el país quedó acéfalo en medio de una ola de violencia y tensión.

Como el vicepresidente Álvaro García Linera y la presidenta del Senado, la oficialista Adriana Salvatierra, también dimitieron el domingo, la situación de la conducción del país andino no estaba clara. El presidente de la Cámara de Diputados, el miembro del oficialismo Víctor Borda, ya había renunciado unas horas antes.

La renuncia del líder indigenista, anunciada por televisión, se produjo horas después de que llamara a nuevas elecciones, presionado por un informe difundido en la madrugada del domingo por la Organización de los Estados Americanos (OEA) en el que señalaba que había encontrado “irregularidades” en los comicios de octubre.

El llamado fue rechazado por la oposición, que pidió su renuncia al igual que las Fuerzas Armadas.

Por la noche, Morales -que denunció un “golpe de Estado”- dijo que la policía busca detenerlo de forma ilegal.

“Grupos violentos asaltaron mi domicilio. Los golpistas destruyen el Estado de Derecho”, afirmó también Morales en su cuenta de Twitter.

El mandatario, que asumió el poder en 2006, había ganado las elecciones del 20 de octubre. Sin embargo, una inexplicable pausa en el conteo de votos de casi un día, provocó acusaciones de fraude y generó protestas de la oposición, huelgas y bloqueos de carreteras.

Finalmente, el informe preliminar de la OEA, que realizó una auditoría de los comicios, dio cuenta de inconsistencias en el proceso de octubre y recomendó realizar nuevas elecciones de forma transparente.

“Se encontraron irregularidades, que varían desde muy graves hasta indicativas. Esto lleva al equipo técnico auditor a cuestionar la integridad de los resultados de la elección del 20 de octubre pasado”, señaló el organismo en un comunicado de prensa en el que también habló de “manipulación”.

Según el informe, resulta “estadísticamente improbable” que, pese a ganar los comicios, Morales haya obtenido los 10 puntos porcentuales necesarios para evitar un balotaje con el liberal Carlos Mesa, quien resultó segundo.