Se trata del centro cultural y político, Olga Vázquez, ubicado en 60 entre 9 y 10. Desde Patria Grande denuncian que el Frente Popular Darío Santillán (Corriente Nacional) tomó el lugar impidiendo que la agrupación política y las cinco cooperativas que funcionan en el lugar, pueda acceder a sus puestos de trabajo y al espacio que gestionan en común.

Este lunes, durante una conferencia de prensa se informó que Patria Grande no seguirá formando parte del centro cultural platense. Esta decisión se tomó en asamblea, conformada por Talleristas, la Biblioteca Popular Oesterheld, la radio alternativa Radionauta, la Cooperativa Ayni, la organización Frente Popular Darío Santillán Corriente Nacional, el taller textil Las Juanas, el Bachillerato Popular Bartolina Sisa, Colectiva Decidimos y la escuela Primaria.

En un comunicado, justificaron la expulsión de PG tras “múltiples atropellos realizados por la organización Patria Grande, que demostró que hay definiciones políticas y formas de construcción del Olga Vázquez que hoy no comparte”.

Esta mañana, luego de enterarse de la expulsión, Patria Grande convocó a la puerta del Olga para evitar ser desalojados de sus puestos de trabajo. Hubo enfrentamientos que dejó un saldo de diez heridos. Entre ellas se encuentra el referente de la agrupación, Manuel Bertoldi, quien terminó con la mandíbula quebrada.

“Esta mañana llegamos y cuando quisimos entrar nos sacaron a ‘palazos’ de nuestros puestos de laburo”, relató una militante de PG a este medio. “Nos sacaron a la calle y nos taparon la puerta”, prosiguió.

Con versiones cruzadas, el conflicto iba empeorando con el correr de las horas y, hasta el momento, parece no tener fin.

En un video que se hizo masivo, se ve como se desata el momento de violencia. Golpes, botellazos, piñas y decenas de personas haciendo una “muralla” para evitar el ingreso al centro cultural.

En la misiva que envió la asamblea que decidió la expulsión de la organización política, detallaron los motivos por el cual la agrupación Patria Grande no seguirá formando parte del Olga. Entre ellos, denuncian que “se apropiaron de la cocina, privatizándola y convirtiéndola en una actividad que da rédito económico solo a ellos”, y que “Patria Grande avanza paulatinamente sobre nuestros espacios para que sean escenario de actividades comerciales que benefician a unos pocos”. Además, acusó a PG de “tomar decisiones sobre el lugar, pasando por alto la asamblea y las decisiones colectivas”.

Ante esto, la militante de Patria Grande consultada por NoticiasPlatenses explicó que “es una construcción sobre el espacio para mejorarlo, que se consensuó previamente”, y agregó: “no nos dejaron ni siquiera sacar nuestras cosas de la imprenta. Tenemos miedo que nos roben o rompan todo”.

A continuación, el comunicado completo que justifica la expulsión de la agrupación:

PATRIA GRANDE NO FORMA MÁS PARTE DEL OLGA VÁZQUEZ

Esta decisión colectiva de la Asamblea del Centro Social, Cultural y Político Olga Vázquez conformada por Talleristas, la Biblioteca Popular Oesterheld, la radio alternativa Radionauta, la Cooperativa Ayni, la organización Frente Popular Darío Santillán Corriente Nacional, el taller textil Las Juanas, el Bachillerato Popular Bartolina Sisa, Colectiva Decidimos y la escuela Primaria, se llevó a cabo luego de múltiples atropellos realizados por la organización Patria Grande, que demostró que hay definiciones políticas y formas de construcción del Olga Vázquez que hoy no comparte.

– Tensionaron y abandonaron la Asamblea y accionan en el espacio de manera jerárquica y vertical, materializando un conflicto con el FDSCN, negando históricamente la existencia y autonomía del resto de los espacios y habitantes que construyen el Olga. Esta política de vaciamiento y ninguneo impide la coordinación de actividades, el debate y la toma de decisiones conjunta.

– Intentaron realizar en el Olga un acto electoral con candidatos del sector político que conforman. Esto va en contra del acuerdo común explícito (del que formó parte Patria Grande) de no referenciar ningún partido político desde el Olga Vázquez.

– Al retirarse de la asamblea robaron la documentación referida a la administración del Centro Cultural y realizaron cambios de autoridades con personas de su organización sin comunicarlo. Esta actitud entorpece la puesta al día de trámites que debemos cumplimentar para hacer las gestiones necesarias para la habilitación y expropiación definitiva de nuestro espacio.

– A pesar de reiterados pedidos, se relacionan con otros espacios culturales hablando en nombre del Olga Vàzquez, sin construir el espacio colectivamente, ni tener comunicación interna con quienes conformamos la asamblea.

– Realizan actividades paralelas a las organizadas y anunciadas con anticipación por el Olga, perjudicando a les artistas y poniendo en riesgo una de las formas regulares de financiamiento autogestivo con que contamos.

– Realizaron una conexión de luz clandestina desde su restorán generando una multa de $130.000 con EDELAP de la cual no se hacen cargo, poniendo en riesgo la continuidad de actividades, nuestro laburo y la financiación del Olga.

– Dirigentes de Patria Grande amenazan a colectivos que participan de la asamblea diciendo “tienen los días contados” y exponen dichos discriminatorios contra les cientes integrantes de organizaciones barriales y populares que organizan su trabajo y su supervivencia gracias a la participación en el centro social.

– Destruyeron el frente del Olga de forma inconsulta, decisión repudiable desde lo político por desconocer las instancias comunes de organización, atentar contra la identidad del espacio y destruir un mural que habían hecho con mucho trabajo compañeres y artistas.

– Se apropiaron de la cocina, privatizándola y convirtiéndola en una actividad que da rédito económico solo a ellxs. Este accionar va en contra de la forma de pensar el trabajo y la autogestión del Olga, que propone un espacio de trabajo cooperativo, social y comunitario en el que más de 2.000 familias de barrios populares se organizan y autogestionan. No es real que se estén generando puestos de trabajo, sino que Patria Grande avanza paulatinamente sobre nuestros espacios para que sean escenario de actividades comerciales que benefician a unxs pocxs.

A partir de hoy, las herramientas que les pertenecen quedan en total resguardo y a disposición para ser entregadas de forma inmediata.

Desde los orígenes, en el Olga definimos una forma de construcción democrática, autogestiva e independiente de los partidos políticos, los gobiernos y las iglesias. Por eso existe una Asamblea, un ámbito abierto a la participación de los colectivos que habitan el espacio: talleristas, la Biblioteca popular Oesterheld, la radio alternativa Radionauta, la cooperativa Ayni, la organización Frente Popular Darío Santillán Corriente Nacional, el taller textil Las Juanas, Colectiva Decidimos, la escuela Primaria y el Bachillerato Popular Bartolina Sisa. Allí es donde se toman las decisiones en torno a cómo se organiza y se sostiene el Centro.

Estos criterios se sostuvieron en los primeros años y se reafirmaron en 2014 cuando además se acordó no referenciar al Olga con propuestas electorales, consensuar en la Asamblea cualquier modificación edilicia como así el uso de espacios comunes y la rotación entre organizaciones en las tareas de administración de documentación y representación del Centro ante organismos públicos.

Con sus acciones, maltratos y atropellos Patria grande demuestra que ya no forma parte del proyecto político, cultural y social del Olga y que está atentando contra la historia del espacio al querer privatizarlo y debilitarlo como espacio público y comunitario.

Como hace más de 15 años, seguimos luchando por la construcción de una
cultura popular, feminista, disidente, autogestiva, autónoma independiente, revolucionaria y por el cambio social.

Invitamos a espacios culturales de la región, artistas, militantes y trabajadorxs de la cultura, como así a todxs quienes luchan por la defensa y la construcción de la cultura, a defender y fortalecer la construcción del Olga Vázquez.