Esta mañana, trabajadores nucleados en el sindicato de Empleados de Comercio manifestaron frente a la sucursal de la empresa, que funciona en calle 12 entre 59 y 60. Empleados denuncian incumplimientos en sus haberes y persecución. “No podemos protestar porque nos amenazan con echarnos”.

La cadena de electrodomésticos Minicuotas Ribeiro viene atravesando una crisis a nivel nacional que obligó a despedir a cientos de trabajadores y cerrar sus persianas en varias provincias del país. En La Plata, trabajadores denuncian atrasos de los sueldos y pagos en “negro”.

“La empresa está incumpliendo los salarios. En CABA, decidieron pagar lo que debían pero acá no, seleccionan las sucursales que les conviene”, explicó una empleada.

“Como la cadena se encuentra en un proceso preventivo de crisis, no podemos hacer manifestaciones porque quedamos expuestos a que nos echen con causa. Nos toman de rehén y nos ponen entre la espada y la pared al tener que elegir si conservamos los lugares de trabajo sin cobrar o nos hacemos echar con causa”, relató.

La cadena tiene 85 locales y 1.500 trabajadores en todo el país. Cerró locales en Casilda, San Nicolás y San Luis. Ajustó el metraje de sucursales en Santa Rosa, Roque Saénz Peña, Mar del Plata, Las Varillas, San Juan y Villa Constitución.

En el interior de la provincia, las protestas fueron motivo de despido de cientos de trabajadores y por eso, en La Plata, deben mantener cautela a la hora de reclamar lo que les corresponde.

En ese sentido, el Sindicato de Empleados de Comercio (SEC) se hizo presente en la sucursal de calle 12 para reclamar que se abonen los sueldos atrasados.

Si bien hace no tanto tiempo Manuel Ribeiro, tercera generación de fundadores, pidió a sus empleados que votaran a Mauricio Macri en un mensaje de WhatsApp, parece haber cambiado de idea. “Estamos a la expectativa y esperamos que la incertidumbre electoral y la crisis que impacta de lleno en todos los sectores de la economía motoricen un consumo rezagado hace más de un año”, señaló Dan Attie, gerente de Ribeiro.