El operativo contra los “arbolitos” y las “cuevas” fue ordenado por la Justicia Federal a partir de una denuncia del Banco Central. Según fuentes policiales, se hacían “operaciones ilegales”.

Los allanamientos comenzaron en horas del mediodia y continuaron hasta la tarde. Se trata de siete operativos en “cuevas” que funcionaban dentro de la galería de avenida 7 entre 46 y 47, donde habitualmente trabajan los “arbolitos” que compran y venden divisas.

Tras la denuncia del Banco Central, se llevó a cabo una serie de procedimientos para investigar supuestas operaciones por fuera del regimen cambiario, en infracción al código penal.

La entidad requirió autorización al juzgado Federal 1, a cargo de Ernesto Kreplak, que dio luz verde. Los operativos quedaron a cargo de agentes de la Gendarmería Nacional. Fueron siete en total y arrojaron resultados positivos.

Se secuestró elementos de operaciones bancarias, gran cantidad de dinero, pesos, dólares, euros y reales, aunque no hubo detenidos.