Este miércoles tuvo lugar la primera sesión luego de las elecciones generales del domingo. En las intervenciones reinaron las felicitaciones cruzadas pero también se trataron algunos temas importantes para la ciudad. La oposición alertó sobre la situación edilicia de algunas escuelas y criticó la ejecución del Fondo Educativo. Además, hubo fuertes críticas por el decreto del intendente que modifica el Código de Ordenamiento Urbano y rezonifica más de mil hectáreas rurales.

El primero de los temas que generó críticas a la gestión giro en torno a la situación edilicia de distintas escuelas y jardines. La oposición apuntó principalmente a la forma en que se ejecuta el Fondo Educativo.

“Ferrer Picado asegura que gasta 320 mil pesos diarios en infraestructura escolar pero tenemos escuelas en pésimas condiciones. La Primaria N° 116 de Los Hornos lleva casi un mes sin clases porque se caen los techos. La plata está, lo tienen que solucionar ahora. No podemos tener cientos chicos sin clase”, reclamó la massista Virginia Rodríguez.

El concejal Luciano Sanguinetti que preside la Comisión de Seguimiento del Fondo Educativo aseguró: “El problema de la suspensión de clases depende de la Provincia. Son tres escuelas que requieren una intervención estructural porque tienen muchos problemas”. El edil se refería a la Primaría N°116, a la Media N°3 y a la Secundaría N°90.

Por su parte, Gastón Castagneto apuntó contra el subsecretario de Vinculación y cargo del Fondo Educativo, Martiniano Ferrer Picado. “En cada reunión le toma el pelo a las comunidades educativas. Sabemos que la plata no alcanza para todos pero se necesita tener un orden de prioridades, en cuatro años no anticiparon ninguno de estos problemas”, advirtió.

El tema fue cerrado con la aprobación unánime de un proyecto que solicita a la provincia que garantice el dictado de clases en las escuelas que permanecen cerradas por cuestiones edilicias.

El otro tema que despertó duros planteos de los bloques opositores fue el decreto 2219/19 mediante el cual el intendente Julio Garro modificó el Código de Ordenamiento Urbano, habilitando desarrollos inmobiliarios en más de mil hectáreas de áreas rurales.

Norberto Gómez de Unidad Ciudadana presentó un pedido de informes y advirtió: “Intentar modificar una ordenanza por decreto es una falta de respeto a todo el Concejo Deliberante. La modificación son rezonificaciones de zonas rurales, luego regulariza condominios de los que no se tiene información. Lo más triste es que el decreto será refrendado por una secretaría y nunca contempla al Concejo. Este decreto es totalmente ilegal”.

Por su parte, Victoria Tolosa Paz consideró: “El futuro de la ciudad no puede ser definido por un decreto del intendente y un sector que lo presiona. En esta normativa hay algunas cosas que incluso fueron promovidas por la oposición, mezcladas con rezonificaciones de zonas rurales intensivas, parques industriales y zonas inundables”.

Y agregó: “Pedimos la nulidad inmediata del decreto y que convoque en forma urgente al Consejo Único de Ordenamiento Territorial. Si quiere planificar la ciudad que lo haga de cara a la ciudadanía. Esto es un atropello muy grave”.

El concejal del GEN Gastón Crespo señaló que lo más grave de la medida es “la forma en que fue tomada”, y señaló: “Había que convocar al CUOT. No sé puede modificar una ordenanza por decreto, por lo tanto es nulo. Con respecto al contenido hay cosas que se pueden acompañar y otras que no”.

Vírigina Rodríguez remarcó: “No puedo creer que sea un error, que el intendente no sepa que esto es ilegal. Se afecta a muchas hectáreas del cordón Flori fruto hortícola. Esto es un mega negocio inmobiliario”.

Antes de finalizar la sesión se aprobó una prórroga para el tratamiento del presupuesto 2020. Varios ediles opositores demandaron que en la ordenanza se contemplen las propuestas de campaña como el plan de microcréditos por 6 mil millones de pesos que anunció el intendente en el debate.