Se frustró la audiencia donde intentarían ponerse de acuerdo ante la Justicia luego de los desalojos y las represiones llevadas a cabo por el Estado sobre las trabajadoras durante todo el 2019.

Foto: Carolina Villalba

La audiencia celebrada hoy en el marco del amparo colectivo que se tramita en el Juzgado Civil y Comercial Nº5 en favor de las integrantes de la Feria Americana de Plaza San Martín, terminó frustrada por la ausencia de la representación de la Provincia, y porque la representación de la Municipalidad afirmó “desconocer” plenamente el tema en cuestión.

Cabe recordar que ese juzgado había hecho lugar al amparo, presentado por el Colectivo de Abogadxs Barriales La Maza, y había convocado a esta primera instancia para empezar a resolver el problema. Sin embargo, hoy no se pudo avanzar en nada.

“Hoy la audiencia se vio frustrada por la ausencia del Fisco. El amparo colectivo lo presentamos tanto a la Municipalidad como a la Provincia de Buenos Aires. La Provincia es representada por el Fisco, y éste se ausentó entonces no se pudo dar una audiencia formal”, explicó Aylén Díaz, abogada de La Maza.

A su vez, señaló que “sí estuvo la representante de la Municipalidad, con la cual se hizo como una charla más bien informal. En el acta en realidad consta la frustración de la audiencia y el llamamiento a una nueva audiencia para el 7 de noviembre”.

“Con la abogada de la Municipalidad quedamos en reunirnos nuevamente antes de la audiencia para ya ir con alguna propuesta conjunta. Esperemos que esta reunión previa se concrete”, remarcó, aunque advirtió que la representante de la comuna argumentaba “no tener mucho conocimiento del tema, cuando la verdad es un poco una falta de respeto hacia nosotros porque es una problemática que ya viene de hace muchos años”.

En ese sentido, recordó que las feriantes “vienen desde 2014 vendiendo en el espacio público y con esta problemática, con lo cual han tenido muchas intervenciones con la Municipalidad, sobre todo con Control Ciudadano, pero han tenido diálogo, han intentado reunirse aunque esos acercamientos no pudieron lograrse”.

“El mayor problema fue el 7 de junio cuando se militarizó la Plaza San Martín, y luego no pudieron ejercer más su derecho a la venta de ropa usada, por eso tuvimos que buscar la estrategia del amparo”, remarcó.

“Nosotras sabemos que esto no es una cuestión jurídica, si no una cuestión política. Es el derecho a trabajar que tienen las compañeras, que es elemental. La crisis económica es muy grande, con lo cual no tuvieron otra opción que utilizar esta actividad, de venta de ropa usada. No es ni siquiera una competencia para el centro comercial, porque es ropa usada, que generalmente obtienen de donaciones, o de sus propios placares que arreglan”, indicó. Fuente: pulso noticias