En una jornada de lucha denominada “la precarización es violencia”, municipales exigen tanto al intendente como a la gobernadora, mejoras salariales y generación de políticas públicas concretas en el área de género.

Trabajadoras de la dirección de Políticas de Género y Diversidad de la Municipalidad de La Plata y del Instituto de Género y Diversidad de la provincia de Buenos Aires, realizaron una “semaforeada” en 7 y 50 para exigir la implementación de políticas públicas integrales en género y diversidad, condiciones dignas de trabajo, cumplimiento del cupo laboral trans, estatización de la línea 144, entre otros reclamos.

En diálogo con NP, Erica – trabajadora municipal – dijo que “hay precariedad en los contratos”.

Con respecto al aumento del 17,6% y el bono compensatorio otorgado en dos cuotas por el intendente Julio Garro, Erica dijo que “es sólo un parche, no soluciona a largo plazo la crisis profunda por la cual estamos atravesando los trabajadores municipales”.

Y agregó: “El municipio nos tiene que ofrecer el 35% para dejar de estar por debajo de la linea de la pobreza, ya que todos estamos cobramos entre 13 y 15 mil pesos y no llegamos ni siquiera a mitad de mes”.

Por otro lado, sostuvo que desde la DPGyD “trabajamos con personas que sufren violencia de género y no contamos con políticas publicas concreta que beneficien a las victimas”.

Además, el reclamo sostiene la lucha por la incorporación de personas travestis-trans en los organismos públicos.