La Corte Suprema bonaerense decidió imponer una “licencia obligatoria” por 90 días al juez de Garantías N° 4 de La Plata, Juan Pablo Massi, por considerar que hubo irregularidades en una causa que terminó en el sobreseimiento del ex gobernador Daniel Scioli y el ex presidente de Lotería de la Provincia, Luis Peluso.

Si avanza el proceso podría volver a juzgar el comportamiento de ambos funcionarios. Porque la sospecha es que hubo una “cosa juzgada írrita”. O sea: el fallo tendría fallas severas que derrumbarían la sentencia dictada.

Además, la determinación de la Corte abre la puerta a un posible trámite de enjuiciamiento del magistrado platense. Es que además la Corte le pidió al jefe de los fiscales bonaerenses, Julio Conte Grand, que evalúe “con premura” y analice si corresponde el inicio de un juicio político contra Masi.

La actuación del juez que sobreseyó a Scioli en una denuncia presentada en 2009 fue revisada por la fiscal penal Cecilia Corfield y otra jueza de Garantías, Marcela Garmendia. Esas funcionarias habrían detectado actos sospechosos en el proceso en un expediente en el que involucran a Masi por presunto “prevaricato”. También está cuestionada la tarea del entonces fiscal, Gustavo Lambruschini, quien ahora está retirado de la Justicia.

Según la fiscal que revisó el procedimiento, existieron “dictámenes contradictorios” en ese proceso en el que Scioli y Peluso estaban acusados de “enriquecimiento ilícito”.

Corfield asegura que “el sobreseimiento no puede más que considerarse como una resolución fraudulenta y por lo tanto resultará imperioso sea revisado en virtud de la doctrina de cosa juzgada irrita”. Sostiene que se debe investigar otra vez las imputaciones contra el ex gobernador y el ex responsable de la Lotería.

Según la disposición del máximo tribunal judicial, Masi está acusado por “prevaricato” e “incumplimiento de los deberes de funcionario público reiterados”. Lambruschini, ex fiscal general adjunto de La Plata, está imputado de “incumplimiento de los deberes de funcionario público”.

“Surge la imperiosa necesidad de adoptar en el ámbito de las facultades de superintendencia del Tribunal, acciones de carácter urgente que permitan evitar la repetición de nuevos hechos reprochables, como así también garantizar la efectividad de la investigación en las distintas esferas de responsabilidad comprometidas en el ejercicio de la actividad jurisdiccional, sin perjuicio de la oportuna intervención del Jurado de Enjuiciamiento”, dicen los jueces de la Suprema Corte. Por eso, obligan a Massi a tomar esa licencia.

Fuentes del juzgado N 4 dijeron a Clarín que resulta “sugestivo” que se conozca una decisión “a 30 días de una elección”. “Es raro que apunten a un juez por sobreseer a un gobernador anterior, en plena campaña. Y que se pida revisar ese sobreseimiento”, argumentan en las oficinas donde funciona el Fuero Penal platense.